Eduardo Cajal desarrolla en el Centro Cultural 

Matadero, una serie de muebles ideados para 

solucionar problemascomo soporte de carteleria,

exposición de panfletos,..., o simplemente mesas 

para trabajo o recepción. 

 

Por esto podemos ver piezas tan interesantes 

como una estanteria archivador, un soporte de 

equipo informatico, o la aplicación del Buenos Dias

 como objeto cotidiano, en este caso como percha.

 

Este es un buen ejemplo de transformación de 

espacio virgen en un espacio orientado al trabajo,

pero sin perder esa sensación de desahogo que

tienen este tipo de lugares de grandes dimensio-

nes.

                           

 Eduardo Cajal 

oficina juventud                

ayto. de Huesca