Eduardo Cajal,

 colaboración Jesus Moreno

 

 lámpara Biblioteca Nacional